Bailas?

Esa era la pregunta favorita que me gustaba escuchar cuando, hace unos años, salía a bailar salsa en una sala dedicada a ritmos latinos. Y esto qué tiene que ver con Inbound Marketing?, te preguntaras.

Si preguntas, solo te pueden decir que SI o que NO pero a mí siempre me ha gustado mucho más reservarme la opción de decidir. Llamarme raro si queréis.

Los primeros días, obviamente, nadie vino a sacarme a bailar porque nadie me conocía. No soy un modelo pero tengo mi público. Claro, ese público no sabía de mi existencia ni de mi arte bailando. Ese público sólo apareció cuando me vieron bailar con regularidad. A partir de ahí, comencé a conocer chicas que me sacaban a bailar y con una sola que lo hiciera, me hacía la publicidad suficiente para atraer más.

Mi record? Bailar toda la noche desde la apertura al cierre, todas las salsas que sonaron y cada una de ellas, con una mujer diferente.

Pues esto es el inbound marketing. El arte de atraer por tu servicio y conocimiento, en vez de perseguir, con aire desesperado a las posibles bailarinas.

Qué es el inbound marketing o el arte de atraer?

 

El concepto de Inbound Marketing (también conocido como Marketing de atracción) fue creado por Brian Halligan, cofundador y CEO de Hubspot, hace unos 10 años aunque ya os digo que yo lo utilizaba antes. Eso sí, sin saberlo, ni ponerle nombre. Son formas de ser?
Es una técnica de marketing digital basada en atraer a posibles clientes para que sean ellos los que tomen la iniciativa de comprar o contratar los productos o servicios que se ofrecen.
Y esta “atracción” se consigue gracias una serie de herramientas como son las redes sociales, el posicionamiento SEO y el llamado marketing de contenidos, generando contenido relevante y útil para esos posibles clientes. Por eso lo defino como el arte de atraer o sugerir.

El inbound marketing es una metodología que tiene como objetivo convertir a personas desconocidas en clientes y que acaben tan satisfechos para que posteriormente actúen como embajadores de tu propia marca. Y lo hace de manera no intrusiva. Con contenidos gratuitos y acompañando al cliente potencial a través del proceso de decisión de compra.

Todo se basa en crear una relación de confianza a lo largo del tiempo. Usando diferentes técnicas y canales de comunicación.

 

Fases del proceso Inbound Marketing

 

Atrae

 

Ponte guapo. Arréglate. Decora tu apartamento u oficina con un contenido de valor.

Una vez organizado y arreglado tu espacio, lugar o sitio web, atrae tráfico.

Actualiza tu blog, da contenido de calidad en tu canal de podcast o youtube, comparte y comenta en todas tus redes sociales, networking activo con todos los que te rodean.

Cuida el posicionamiento SEO de todo tu contenido para que los buscadores te encuentren con facilidad.

Necesitas el máximo tráfico posible y de entre ellos al más importante para tu negocio. Has de entender qué necesitan tus visitantes y resolver sus necesidades.

En definitiva, dile a los demás quien eres y que estás ahí por si te pueden necesitar, dando solución a sus problemas.

Convierte

 

Ahora toca esperar a que te saquen a bailar. Te mandan señales. Te dan sus datos. Te los piden. Tienen interés en estar en contacto contigo.

Es el momento de captar los lead que te darán porque les ha encantado tu contenido anterior. Es también momento de añadir regalos. Siempre dar antes de recibir pero dar a los realmente interesados y no molestar al resto. Entregar contenidos de valor en el momento justo para que ambas partes quieran seguir estando en contacto.

 

Cierra

 

Tachán !!! Llegó el momento de salir a la pista de baile y darlo todo. Ante todo, que disfrute sin malos rollos. Que se sienta la reina de la noche.

Entregar el mejor producto posible a tu cliente. Satisfacer su necesidad. Realizar la venta. Convertir en clientes a los que hasta ese momento eran clientes potenciales.

 

Enamora

 

Bailar una sola vez no puede ser el final. Tiene que haber disfrutado lo suficiente para querer seguir bailando y si además consigues que le haya gustado tanto que se lo cuente a sus mejores amigas, es lo más.

Y ese es el fin de una relación con clientes. Que sea de larga duración y a ser posible que actúen de prospectos de nuestros productos hacia nuevos clientes potenciales.

 

Analíticas y Métricas

 

Todo el proceso ha de estar medido desde el inicio. No podemos atraer sin saber a quién queremos atraer. El contenido elaborado puede ser buenísimo pero ha de encontrar al público que lo busca y necesita.
Las analíticas nos ayudarán a comprender y entender mejor a nuestro cliente, a detectar qué mensajes funcionan mejor y qué camino elegir finalmente para mejorar el servicio.

Conclusión

 

Inbound Marketing implica pensar primero en las personas. Se trata de entender y resolver necesidades. Buscar más la atracción natural que la persecución sistemática. Cuidar el contenido para atraer.

Para nosotros, es una filosofía o forma de ir por la vida. Nunca nos gustó perseguir a los clientes para darles una solución que no necesitaban. Y hoy en día, parece que esta metodología se está imponiendo.

Relación de post de Inbound Marketing destacados:

 

Inbound Marketing: qué es, origen, metodología y filosofía

¿Qué es Inbound Marketing?

¿Qué es el Inbound Marketing y para qué lo necesitas?

¿Qué es el Inbound Marketing?

Inbound Marketing: Qué es, aplicación y ventajas

Inbound Marketing – ¿Qué es y para qué sirve?

Estos son los principales que hemos encontrado. Si crees que debería aparecer alguno más, no dudes en comentarnos.

Si has llegado hasta aquí, nos gustaría nos comentaras que te ha parecido? Gracias por adelantado por colaborar

Inbound Marketing o el arte de atraer
5 (100%) 2 votes

Pin It on Pinterest

Share This