+34 639007775 [email protected]

Si quieres iniciar o hacer crecer un proyecto digital, la o las estrategias que elijas para abordarlo son muy importantes. Tomarnos el tiempo para planificar y crear estrategias de marketing digital nos evita de muchos problemas posteriores a la hora de desarrollar nuestros proyectos.

¿Cual es el problema actual de muchas empresas y profesionales? Queremos soluciones rápidas a nuestros problemas que la mayoría de las veces se simplifica con un quiero vender más.

Así son muchas de las consultas que recibo a diario en mi oficina. ¿Pero qué es vender más?

Facturar más, vender más unidades, mejorar mi rentabilidad o simplemente hacer circular más artículos por mis manos sin saber muy bien que resultado sacamos en limpio de ello.

Por ello, las estrategias han de adaptarse a nuestros objetivos para lograr maximizar los resultados y tener la sensación que el esfuerzo ha merecido la pena. 

Al menos, es mi punto de vista. Sin objetivos no sabremos hacia dónde hemos de avanzar. Y para mejorar, hemos de medir, una y otra vez, y comprobar los avances realizados. Y para animarnos hemos de ir obteniendo resultados para echar la bola de nieve a rodar. Todo está relacionado pero lo vamos a ver por partes, si os parece.

 

 

¿Qué es una estrategia de marketing digital?

 

La estrategia de marketing digital en cada proyecto son todas las acciones que realizamos para lograr los objetivos definidos.

En un mundo digital en constante transformación, la estrategia supone un medio ideal para adaptarte a los cambios constantes del entorno. Y hoy tenemos a mano, muchas variables para influir y mejorar nuestros resultados profesionales y empresariales.

La estrategia nos permite decidir qué hacer, cómo hacer, qué comunicar, por qué medio o medios y ante todo, medir y defender los diferenciales de rentabilidad para nuestra empresa o negocio.

 

¿Cómo hacer una estrategia digital completa?

 

Ante cualquier proyecto que se nos presenta, hemos de situarnos y hacer un pequeño análisis de situación antes de tomar decisiones. 

Es lo mismo que la visita a un médico. Le explicas tus síntomas, hace una primera exploración y suele pedir pruebas médicas: análisis de sangre, scanner, TAC, lo que haga falta y por último, se hace el dictamen y se pone un tratamiento. Se ve la evolución del enfermo y se vuelve a medir por si hay que variar el tratamiento.

En el mundo emprendedor de empresarios y profesionales a veces se olvida o esa percepción nos llega a veces. Con una llamada de 15 minutos o menos se busca una receta o remedio que funcione. Y no nos podemos saltar los pasos que haría cualquier médico ante la situación de tu negocio:

 

1) Auditoría de tu situación actual

 

Auditoría, análisis o dictamen de tu situación actual. Si además este análisis se hace desde fuera de la empresa puede ser aún más objetivo

El análisis ha de hacerse por fuera: ¿Cómo se percibe mi producto?, ¿en qué nivel de precios y calidad competimos?, ¿qué hace nuestra competencia?, ¿la tenemos identificada? ¿mostramos o comunicamos en nuestra web o redes sociales las ventajas de nuestro producto?, ¿los clientes nos entienden?

y también por dentro: ¿Tengo tienda física o digital? ¿Es atractiva? ¿Viene gente y no acabo de cerrar o no viene porque no saben ni que existo? ¿Tengo una comunidad o he de crearla? ¿Somos activos en redes sociales o no las atendemos?

Estas son algunas de las muchas preguntas que hemos de hacer en esta fase de estudio que dependiendo del proyecto puede durar desde un par de días a unas semanas o meses en función de las dimensiones del propio proyecto. No hay reglas fijas. El objetivo en esta fase es tener clara nuestra situación actual para iniciar a planificar la estrategia que transforme nuestros resultados en un futuro cercano.

Para realizarla tenemos a día de hoy multitud de herramientas para analizar nuestra situación tanto interna como externa que nos permiten obtener una primera evaluación del paciente:

  • Ahrefs
  • SimilarWeb
  • Semrush
  • Sistrix
  • Safecont

2) Ventajas y desventajas de tu producto o servicio

 

La segunda parte es analizar nuestro producto o servicio. El objetivo ha de centrarse en las características propias de nuestra oferta al mercado.

¿Hay demanda? ¿Somos competitivos? ¿Donde reside nuestro valor? ¿Que nos diferencia de los demás? ¿Por qué deberían comprar nuestro producto o servicio?

Hemos de ser muy objetivos en esta fase del análisis para no dejarnos llevar por apariencias o creencias sin fundamento. Cuanto más riguroso hagamos el análisis menos errores trasladaremos hacia nuestra estrategia de marketing. Y cuanto más críticos y rigurosos seamos menos decepciones nos llevaremos más adelante.

 

3) Define el público objetivo

 

Una vez definida nuestra situación, competencia y nuestro propio producto. Hemos de definir nuestro público. ¿A quién nos dirigimos? ¿Quién nos puede comprar o estar interesado en nuestro producto o servicio?

Me ha ocurrido de entrar en un negocio de varios años que aún no tiene claro quienes son sus mejores clientes. Por otro lado, hay otros empresarios que conocen muy bien al cliente habitual pero no han probado a buscar otros nichos o tipos de clientes diferentes de los actuales.

La observación objetiva nos va a ayudar por supuesto, pero también las pruebas para medir la respuesta de nuevos públicos. Tenemos múltiples herramientas para observar el comportamiento de públicos desconocidos hasta este momento. Desde una pequeña campaña de publicidad segmentada a la observación de respuestas y comentarios del público en nuestras redes sociales.

 

4) ¿Cuáles son tus recursos disponibles?

 

Una de las primeras cosas que sabemos es que los recursos son limitados. Nuestra capacidad de producción, nuestro local o nuestra web. Nuestros recursos son finitos y hemos de maximizar su utilidad. No me refiero exclusivamente a los financieros.

Hay límites de tiempo, de tareas, de personal, de espacio de almacenaje. Todo son variables que hemos de considerar en nuestra estrategia global de marketing.

Al existir recursos finitos, en la práctica totalidad de los proyectos, hemos de seleccionar objetivos rentables que nos ayuden a financiar el crecimiento e ir subiendo escalones en nuestras trayectorias profesionales.

 

5) Definir objetivos para tu negocio

 

Una vez definidas todas las variables anteriores es el momento de seleccionar objetivos. Los nuestros. Los objetivos exclusivos de cada proyecto.

Hemos de definirlos con las características SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y a tiempo.

Una buena idea es plantearse objetivos a distintos plazos. Trabajar con objetivos anuales con etapas trimestrales y metas mensuales nos ayudarán a retroalimentar o redireccionar la estrategias en función de los hits conseguidos.

objetivos-smart

6) Elegir las estrategias de marketing a seguir

 

Una vez sabemos la enfermedad del paciente es más sencillo elegir el remedio. La experiencia, la coherencia, el sentido común y nuestras habilidades nos ayudarán a seleccionar las mejores estrategias de marketing para nuestro proyecto.

Ahora después las veremos con más detalle pero hemos de elegir la dosis de la medicina que nos mejore la cuenta de resultados y no solo la que palie los dolores. Creo que me entienden. No se trata solo de sobrevivir cuando hablamos de estrategias de marketing digital. Queremos mejorar nuestro resultado con datos financieros que respalden nuestros embudos de ventas, que respalden objetivamente nuestra nueva estrategia de ventas.

 

7) Mide tus estrategias y corrige desviaciones

 

Y como siempre hemos de medir constantemente. Lo que no se mide, no se sabe si mejora. Las apreciaciones son subjetivas y hemos de transformarlas en datos objetivos que podamos comparar y optimizar.

Y si los resultados no son los esperados desde el inicio, corregir las desviaciones cuanto antes para llegar a los objetivos en tiempo y forma.

El sistema de métricas ha de estar definido junto a los objetivos para que tengamos un sistema transparente de evaluación de los logros.

7 ejemplos de estrategias de marketing digital que se pueden adaptar a nuestro proyecto

 

Cada proyecto es diferente. No es lo mismo realizar estrategias de marketing digital para un restaurante de una gran ciudad que para un consultorio médico por poner un ejemplo. 

Cada profesional o empresa, precisan una actuación diferente, en cada momento. Pero por simplificar vamos a ver algunas de las principales estrategias que solemos realizar a menudo:

 

7-estrategias-de-marketing-digital

#1 Realizar marketing de contenidos efectivo

 

Dicen que el contenido es el rey. A mí personalmente no me gusta ser tan categórico o limitante pero si que es cierto que el contenido es vital para posicionar los proyectos digitales.

Si tu proyecto quiere tener un lugar relevante en internet ha de estar posicionado en buscadores y aparecer con regularidad en las redes sociales. Google y los principales buscadores han de encontrarlo a ser posible entre las primeras posiciones. Y en las redes sociales, mediante hastags o menciones hemos de intentar mejorar su alcance orgánico, todo lo posible.

Para ello, hemos de crear contenido con regularidad. En función de la estrategia digital que elijamos, éste contenido será mediante post en un blog de nuestra web o X publicaciones semanales en nuestras redes sociales.

¿Que tipo de contenido? El que conecte con nuestra audiencia. Hemos de adaptarnos a ella y utilizar los canales y medios que ellos utilizan. Desde vídeos, a post, imágenes o podcast que nos permitan comunicar nuestro mensaje.

 

#2 Potencia tus redes sociales

 

Las redes sociales son muy importantes hoy en día para comunicar con tu público. Tanto con el que te visita y te compra como con el potencial que se podría sentir atraído en un futuro por tu producto o servicio.

Nos permiten canales específicos para llegar a clientes que de otra manera no podríamos llegar y todas las combinaciones de comunicación (vídeos, sonido, música, fotos, mensajes, …)

Para el público en general, últimamente funcionan muy bien las empresas del grupo Facebook. Tanto Facebook como Instagram, Messenger o Whatsapp.

Si buscas un cliente profesional, LinkedIN puede ser tu opción.

Para el público juvenil están pegando con fuerza redes como Snapchat o Tik Tok.

Y en imágen, Pinterest ha añadido nuevas funciones de alcance últimamente.

Hemos de encontrar y trabajar la o las redes que mejor se adapten a nuestros objetivos y proyectos.

 

#3 La importancia del consumidor como prescriptor de tu marca

 

El boca a boca siempre ha funcionado y las herramientas que nos permiten recoger opiniones y reseñas de tus clientes han de estar potenciadas.

GMB (Google My Business) está pegando fuerte por su integración en el buscador y sus productos asociados como Google Maps.

Solo has de fijarte en plataformas como Amazon o Booking. Los productos con mejores reseñas y mejor valorados por clientes reciben más pedidos y consiguen más ventas. 

La recomendación de un usuario es muy potente y nuestro objetivo es conseguir dejar en nuestros clientes un recuerdo o sensación suficiente para que nos dejen sus emociones y las compartan con el resto de la comunidad.

 

#4 Mejora la Experiencia de Usuario (UX)

 

Hoy en día la experiencia del usuario es vital para posicionar en los buscadores y que los clientes repitan la visita en nuestra página web.

Contenidos atractivos, páginas bien diseñadas donde el cliente encuentre lo que busca con facilidad, todo bien ordenado y listo para ser mostrado como cuando visitas el camino de la tienda Ikea más cercana.

Las tiendas luminosas y vistosas atraen más que aquellas que ven pasar los años sin ni siquiera una nueva capa de pintura por sus paredes. ¿Me entiendes, verdad? porque con las páginas web ocurre lo mismo. Han de ser seres vivos en periódica y constante actualización y no quedarse aparcadas, como ocurre en muchos casos, con información obsoleta o caducada.

 

#5 ¿Cómo empezar mi estrategia SEO?

 

Una estrategia SEO ha de comenzar si es posible desde el minuto 1 de la concepción de tu página web. Al final todo suma y si haces las cosas bien desde el inicio, llevarás mucho camino recorrido. El tráfico orgánico siempre es importante.

En el caso de proyectos, en marcha, cualquier momento es bueno para mejorar la estructura de la información de tu página web y trabajar en publicitar tus recursos para lograr enlaces externos que mejoren tu posicionamiento en los buscadores.

Yo veo el SEO como una carrera de fondo para la que siempre has de estar entrenando. Las cosas bien hechas siempre ayudan o como diría en mi época de coach: “Siempre en mi equipo”.

 

#6 Campañas SEM o PPC para atraer tráfico

 

Si el SEO es la carrera de fondo, las campañas SEM y PPC pueden ser 100 metros lisos pero con cuidado. Las plataformas de publicidad están en constante cambio en los últimos meses y los resultados pueden variar con facilidad por las múltiples variables que los afectan.

Es cierto que nos ayudan a impulsar los proyectos en cualquier momento pero hemos de gestionar el presupuesto con mucha diligencia para evitar sorpresas y conseguir los resultados que hayamos fijado en nuestros objetivos.

Para mí, siempre deberían estar en cualquier tipo de estrategia de marketing que quiera acelerar sus resultados a corto plazo por su efectividad comprobada. ¿Se nota que es mi especialidad?

 

#7 Herramientas de analítica para medir resultados

 

En las estrategias de marketing digital siempre hemos de dejar espacio para medir los logros y resultados. Hoy en día tenemos muchas herramientas gratuitas que nos pueden ayudar mucho y por supuesto, otras de pago que te dan mucho más detalle en todas las métricas recibidas.

Pero tener instalado y configurado desde el inicio: Google Analytics, Search Console y Píxel de Facebook te empiezan a dar información importante de las características del público que visita tu proyecto digital.

A partir de ahí, en función de las necesidades de nuestro proyecto podemos ahondar en la obtención de métricas que controlen la consecución de nuestros objetivos propuestos.

 

Conclusión

 

Utilizar estrategias de marketing digital nos ayuda a gestionar todas las variables de los proyectos con un método ordenado que nos permita medir los avances y el impacto logrado con cada una de ellas. Nos ayuda como lo haría una visita al médico cuando estamos enfermos: análisis, diagnóstico y tratamiento para evaluar pasado un tiempo.

Trabajar con estrategias nos añade coherencia y rigor al proceso, con lo que es más sencillo, trabajar en una dirección y ver resultados rápidamente que nos ayuden a validar nuestras ideas.

Nos sirven para lograr resultados cuantificables y medibles que podamos transformar en beneficios reales que nos retroalimenten en el camino.

Para mí, es fundamental trabajar con ellas en los proyectos en los que colaboramos como consultores de marketing digital.

 

¿Utilizas estrategias de marketing digital en tus propios proyectos? ¿ Las conocías? ¿Hay estrategias que consideras deberíamos añadir?

Me encantará saber tu punto de vista y compartirlo con la comunidad para añadir valor entre todos. Anímate a comentar.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
Soy Consultor de Marketing Digital especializado en campañas de tráfico SEM y PPC. Si quieres unirte gratis a mi grupo TRÁFICO WEB sólo tienes que hacer clic y comenzamos ...
Powered by