Cómo hacer estrategias de marketing rentables paso a paso

Todos sabemos lo importante que es crear un buen plan de acción antes de cada nuevo proyecto. De hecho, no deberíamos comenzar en un nuevo negocio sin uno. Y no obstante, increíblemente, cada día encontramos emprendedores que no hacen esfuerzos para crear sus propias estrategias de marketing rentables.

Te lo vamos a explicar cómo los hacemos pero si no te ves capaz, siempre puedes recurrir a nuestros servicios profesionales.

La estrategia nos debería mostrar el camino a seguir para dar a conocer nuestro proyecto ante nuestros clientes potenciales. El objetivo es ocupar un espacio entre todas las opciones para resolver el problema de nuestro cliente con nuestro producto o servicio.

Aquí te adelanto un resumen en audio en nuestro podcast episodio 63 por si no quieres leyendo:

Hemos de darnos a conocer. Nos debe de servir para poner el foco de la atención en nuestra solución. producto o servicio.

estrategias-de-marketing-rentables

Desarrollar estrategias de marketing rentables

¿Por qué invertir tanto tiempo y dinero en la creación de un nuevo negocio sin tener clientes o usuarios?

Este abrir una local comercial en una calle de mucho tránsito porque los clientes van a venir.

Si deseas usuarios, tendrás que salir activamente a buscarlos y encontrarlos, y después hacerles entender que existes.

La única forma de mejorar la visibilidad de tu negocio es con una sólida estrategia de marketing.

Según estudios de mercados, el 46% de las marcas todavía no tienen una estrategia de marketing digital definida, y el 16% sí tienen la estrategia pero todavía no la han puesto en marcha.

Estos datos demuestran que más del 50 % de los negocios no están realizan estrategias de marketing por los que no tienen exposición a sus clientes y usuarios potenciales simplemente porque éstos ni saben que existe tu propuesta de producto o servicio.

Cuando no tienes una estrategia de marketing, corres el peligro de no ir hacia ninguna parte, de desperdiciar esfuerzos de tiempo y dinero en canales como el digital que no te están dando resultados y de perder usuarios potenciales frente a tus competidores.

De todas formas, no es tan complicado hacer tus propias estrategias de marketing rentables. Aquí están los 4 pasos que requiere para hacer un plan de mercadeo que te funcione.

estrategias-de-marketing

Cómo hacer nuestras Estrategias de Marketing

Vamos a ver los pasos esenciales que deberíamos tener en cuenta para definir nuestras estrategias de marketing:

Conocer a nuestro cliente objetivo

El primer paso en la creación de su estrategia de marketing es entender a quién le estamos enviando nuestro mensaje de marketing. Llevarlo a cabo confirma que nuestros esfuerzos de venta estén dirigidos, y como resultado, usted obtendrá el retorno de la inversión que desea.

Una manera habitual de llevar a cabo esto es definir a nuestro buyer persona o comprador ideal. Al hacer este proceso, podemos estar seguros de que estamos dirigiendo nuestros esfuerzos comerciales a personas que verdaderamente están interesados en nuestro producto o servicio. 

De lo contrario, tu estrategia de marketing se asemejaba a la imagen de un hombre subido en alto y llamando la atención a cualquier persona que se encuentre cerca de usted en ese momento.

Para mejorar la aproximación a su cliente objetivo debería plantearse alguna preguntas básicas para definirlo:

Ubicación: ¿Dónde vive?

Edad: ¿Cuál es el rango de edad?

Sexo: ¿Cuál es su género?

Intereses: ¿Cuáles son sus intereses?

Nivel de educación: ¿Cuál es su nivel de educación?

Experiencia profesional: ¿En qué campos de trabajo trabajan sus clientes potenciales, y qué tipo de títulos profesionales tienen?

Nivel de ingresos: ¿Cuál es su nivel de ingresos?

Estado de la relación: ¿Cuál es su estado civil?

Idioma: ¿Qué idiomas hablan?

Websites favoritos: ¿Por qué tipos de sitios web suelen navegar?

Razones para comprar: ¿Cuáles son sus motivos para adquirir su producto?

Excusas: ¿Cuáles son sus excusas habituales para no adquirir su producto?

En la definición de tu cliente potencial no hemos de quedarnos en los datos superficiales de segmentación. Necesitamos comprender a nuestro cliente objetivo como si fuera un amigo cercano y personal, como si fuéramos a observarlos para tomar unas cervezas este mismo fin de semana.

Uno de los errores típicos en esta fase es la de hacer suposiciones acerca de nuestro cliente potencial. Para evitarlo, hemos de salir a la calle, y comenzar a entrevistar a la multitud y conseguir datos reales. Preguntar es la opción más cercana que tenemos para obtener una respuesta. Si no responden es porque no están interesados en tu producto o servicio.

Pídeles 10 minutos de su tiempo para una entrevista, o envía una fácil encuesta. Entrevistar a personas que no son sus usuarios todavía, pero que encajan en el perfil de su cliente objetivo.

Encuentra una forma de recompensar al público para que haga entrevistas con nosotros, ofreciendo una rebaja o un producto de regalo. Sea cual sea la recompensa, nuestro máximo objetivo debe ser saber qué piensa verdaderamente el público potencial cuando ve nuestra tienda o negocio.

Esta fase es esencial y no hemos de pasarla rápido. Cuanto más tiempo dediquemos a conocer los motivos por los que los compradores se acercan a nuestra web, más eficiente vamos a ser en nuestras estrategias de marketing.

Solo una vez superada esta fase, vamos a ser capaces de avanzar a la siguiente fase.

Investigar a nuestros competidores

Ningún negocio existe en solitario, inclusive si tiene una oferta exclusiva para un nicho muy concreto. Puedes estar seguro que en algún momento, te vas a encontrar con algún competidor, y cada uno de ellos va a tener sus propias ideas sobre cómo contactar con sus usuarios potenciales.

Por todo ello, es necesario dedicar algún tiempo a explorar el mercado y obtener datos de los competidores y sus actividades.

Desde mi punto de vista, la competencia es una oportunidad para seguir mejorando. La competencia te exige ser mejor y te puede aportar ideas sobre como mejorar tu producto y servicio. La competencia te ayuda a seguir buscando nuevas oportunidades para mejorar la rentabilidad de tu propio negocio.

Una buena manera de aprender con la competencia es seguirlos en redes sociales y comprender sus canales de venta, la comunicación con sus usuarios y conocer el mensaje público que comunican.

Esto lo puedes realizar de forma sencilla con utilidades conocidas en internet como Mention o Brand24, que nos permiten seguir las menciones a nuestra marca o la de nuestros competidores en páginas web o redes sociales.

Aproveche esa escucha activa en redes sociales para ver qué productos están comprando la usuarios, cómo se enteraron de ellos, y si sus experiencias fueron positivas o negativas. Aprende qué promociones pueden estar ofreciendo por medio de sus redes sociales.

Otra enorme utilidad que puedes usar para investigar las estrategias de marketing rentables es comprobar sus anuncios y campañas de publicidad.

Puedes ver por qué palabras clave están apostando en los buscadores como Google o ver los mensajes que lanzar a través de las redes sociales como en la Biblioteca de Anuncios de Facebook.

A través de herramientas de marketing como Ahrefs o Semrush puedes comprobar cómo es su estrategia de contenidos, cuáles son las páginas de su sitio web que le están consiguiendo más tráfico y ver cuál es su estrategia de creación de links. Es decir, investigar la estrategia de posicionamiento SEO de tu competencia.

Por último te recomendaría sencillamente crear una cuenta de correo electrónico y darte de alta en su lista de email o newsletter y ver cómo es su estrategia de email marketing. Cómo se comunica, con qué periodicidad o regularidad, que ofrece a través del correo electrónico.

Todo este conocimiento de tu competencia, te va a dar una perspectiva cercana y personal para definir tus propias estrategias de marketing rentables.

Entre otras cosas, podemos saber si están realizando un lanzamiento de un nuevo producto, y si es así, cómo lo hacen. O si están apostando por un producto similar al tuyo. Al final, nos sirve para averiguar qué está pasando en cada momento.

Desde luego, además hay muchas más utilidades y procedimientos que puedes utilizar para investigar a tu competencia. Pero mi idea es al menos despertar tu curiosidad y que des el primer paso para comenzar por alguna.

Elegir nuestros canales de contenido y publicidad

Hoy en día, tenemos muchas alternativas antes de realizar y poner en marcha nuestra estrategia de marketing ante nuestros clientes potenciales.

Podemos realizar una estrategia de publicidad clásica, desde realizar folletos publicitarios, comprar anuncios en los periódicos o radios locales o poner carteles en vallas de publicidad, o podemos estudiar tácticas más actuales y en constante evolución como las campañas de publicidad en buscadores o en redes sociales, el posicionamiento SEO o el marketing de contenidos.

Sea cual sea el camino que tomemos, debemos elegir qué canales vamos a utilizar y qué comunicación vamos a realizar para transformar al público en general en clientes potenciales y después en clientes reales.

Para conseguir el rendimiento esperado de nuestra inversión en campañas de comunicación, contenidos o publicidad hemos de tomar elecciones sobre los canales más rentables para llegar a nuestro cliente objetivo. 

Elegir el canal de comunicación, contenidos o publicidad no siempre es sencillo. Y nos va a costar recursos y trabajo encontrar el canal más rentable para nuestro negocio o empresa en el momento actual. 

Seguir modas, instintos o consejos gratuitos no suele traer buenos resultados. Y por supuesto, no te pongas nervioso si no aciertas a la primera. Es normal.

Canales disponibles para un proyecto digital 

  • Sitio web
  • Blog
  • Redes Sociales
  • Email Marketing
  • Campañas de Publicidad

Nuestro sitio web suele ser la base de cualquier proyecto digital. Su finalidad esencial es comunicar al resto del planeta nuestro proyecto. En él situamos nuestra presentación, quienes somos, la forma de contactar con nosotros. En nuestra web situamos nuestro mensaje principal. Qué nos diferencia de los demás. Qué nos hace únicos. Debería ser un reflejo de nuestra personalidad y carácter. En nuestra página web controlamos todo nuestro mensaje y dónde situamos la forma de contactarnos o comprarnos si asociamos nuestro ecommerce.

El blog suele estar en el sitio web pero lo consideremos como un lugar donde aportar valor. Compartir nuestro conocimiento. Dar nuestro punto de vista. Es el lugar adecuado para posicionar nuestro proyecto digital. Elegir qué palabras clave atacar y posicionar. Y al igual que en nuestra web, el control es total de todo el contenido mostrado pero podemos comenzar a recibir comentarios y feedback sobre ese contenido.

Las redes sociales son diferentes. Las utilizamos como forma de comunicación pero también como forma de aumentar la exposición. Por ello, su gestión y elección es fundamental. Al aumentar la exposición aumenta el riesgo de comentarios inadecuados o críticas o ataques fundados o infundados que hemos de saber afrontar y gestionar con una estrategia predefinida. Hay empresas que por miedo o desconocimiento no se enfrentan a dar el paso de exponerse a las redes sociales.

El email marketing es otro canal en el que hay feedback. Lanzamos mensajes y obtenemos normalmente un porcentaje de respuestas. El control del mensaje enviado debe ser total, original y único. Y hemos de estar preparados a contestar cualquier tipo de mensaje que nos va a llegar.

En la publicidad es donde el nivel de exposición aumenta porque buscamos captar clientes entre los que no nos conocen. Y por ello, es un gran medio para recibir feedback amplio. Lo recibimos desde la nula respuesta al mensaje emitido que ya es una forma de comunica, hasta la consecución del cliente interesado en nuestro producto o servicio e incluso acaba finalmente comprando.

La forma de mejorar los resultados es la de plantear varios mensajes alternativos y ver cuales de ellos tiene la mejor respuesta posible. Todo ello dentro de un presupuesto para estudiar cuál es la mejor forma de comunicar con nuestro cliente potencial.

Como ven, la elección del canal para nuestra estrategia de marketing no debería ser un proceso arbitrario o puntual o fruto de la opinión no documentada de un tercero. Es una decisión importante y a la que deberíamos dedicar un tiempo de estudio y reflexión.

Además y dentro de todos los canales también podemos hacer una clasificación respecto del tráfico que va a recibir nuestro proyecto digital, es decir, de cómo llegan los clientes a conocer nuestra tienda física o digital:

  • Conseguido
  • Pagado
  • Referido

El tráfico conseguido es el que logramos por nosotros mismos. Por nuestra exposición digital, por nuestro posicionamiento, por nuestro estilo de comunicación, por nuestras redes sociales, por nuestros mail emitidos y por todos los medios que controlamos para enviar nuestro mensaje.

El tráfico pagado es el que conseguimos por atracción a través de campañas de publicidad. Bien en buscadores, apareciendo en otras páginas web o a través de la mayoría de las redes sociales. 

El tráfico referido es el conocido de siempre como el “boca a boca” que con los medios de comunicación actuales han logrado cotas de exposición exponenciales.

El tráfico referido es el resultado de nuestra actividad a todos los niveles y nuestra calidad en la emisión de mensaje que potencialmente se puedan viralizar. Desde las redes sociales a nuestra página web. Pero es un resultado no controlado porque se produce al compartir nuestra comunicación más allá de nuestros medios. Entrar en grupos privados de whatsapp o telegram, conseguir ser retuiteados o compartidos hasta el infinito y más allá por redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin. 

Analizar nuestro embudo de ventas

El último paso para desarrollar nuestra estrategia de marketing es desarrollar los pasos que ha de recorrer el cliente para convertir, para comprar o consumir nuestro producto o servicio. Esos pasos se materializan en el embudo de ventas. 

El formato más habitual y genérico del mercado de construir un funnel de ventas es el formato de AIDA de: Atención, Interés, Deseo y Acción.

No es la única forma de definir tu embudo de ventas pero sí que es una de las más habituales. 

En la parte de arriba y más ancha tendremos a todos los clientes potenciales que en algún momento se acercan a nuestra oferta. Se trata de gente que hasta ahora desconoce nuestro producto o servicio y nuestro objetivo es captar de alguna forma su atención e interés. Se trata de lo que llamamos un tráfico frío porque no nos conoce anteriormente. 

Cuando captemos su anterior es objetivo es generar el deseo para la adquisición o consumo de nuestro producto o servicio aumentando la temperatura de nuestro tráfico. 

Por último se trata de convertir ese deseo en acción. Esto se logra al convertir la visita en una acción específica dentro de nuestro sitio web que puede ser desde dejarnos sus datos de contacto a través de un lead a comprar nuestro producto o servicio. 

Lo que debemos hacer en nuestra estrategia de marketing es definir el camino a realizar por el cliente dentro de nuestro embudo de ventas. 

Al analizar cada etapa del viaje del cliente podemos averiguar nuestros puntos débiles o posibilidades de fuga de la atención del cliente. 

El proceso de ventas ha de calcular cuántos clientes hemos de lograr captar en la etapa inicial para que lleguen hasta el paso final los suficientes clientes para cumplir nuestros objetivos de resultados definidos en nuestro documento de referencia que debería ser el plan de marketing digital. 

Este ejercicio puede ser increíblemente útil para determinar qué tácticas de marketing deseamos utilizar y dónde implementarlas.

estrategias-de-marketing-rentables-para-proyectos

¿Listo para crear y realizar tus propias estrategias de marketing rentables?

Es lo que pretendíamos, mostrar todos los puntos clave para crear nuestras propias estrategias de marketing digitales rentables.

La creación de nuestras propias estrategias de marketing rentables es única, meditada y es fundamental si queremos que nuestra empresa o negocio tenga el resultado propuesto. 

Da igual lo importante o grande que sea nuestro producto o servicio, si nadie nos encuentra, no podemos realizar ninguna venta. 

Los clientes no aparecen espontáneamente, tenemos que ganarnos su atención.

Y tómate tu tiempo !!! Esto puede llevarte desde unas horas o muchos días. Desarrollar tu estrategia de marketing lleva tiempo. Pero ante todo te va a ayudar a saber en qué dirección avanzar y qué pasos has de dar hasta llegar allí.

¿Cómo son tus estrategias de marketing rentables? ¿Tienes un embudo de ventas? ¿Qué pasos le gustan más? ¿Lograste definir tu propio cliente objetivo? ¿Te fue fácil lograr datos de la competencia? Nos encantará leer, comentar y compartir vuestros comentarios.

Pensando-en-Estrategias-de-Marketing

Pensando en estrategias de marketing

Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp Telegram Pensando en estrategias de marketing surge al transmitir mis conocimientos a una cliente que necesitaba entender los conceptos de la…
Leer más
marcos-de-la-vega-estrategias-marketing

¿Te unes al equipo?

Suscríbete para recibir nuestros últimos post y novedades

2 comentarios en “Cómo hacer estrategias de marketing rentables paso a paso”

  1. increíble el articulo, realmente lo disfrute y me recordó porque me apasiona el marketing de afiliados.En realidad, hace tiempo me sentía perdido, pero este tipo de artículos y específicamente un webinar gratis, me ayudaron a descubrir como ganar dinero por Internet y vivir el estilo vida que deseaba.

    Responder
    • Muchísimas gracias por tus palabras Cristian. Las estrategias de marketing rentables son amplias y el objetivo es ganar dinero pero no únicamente en digital. Son totalmente aplicables a nuestros negocios físicos.
      Saludos,

      Responder

Deja un comentario